Israel-Palestina, próximamente acto informativo

Debemos ser las personas de a pie quienes trabajemos para lograr una paz justa

Desde el año 1948, Israel ha anexionado el 78 por ciento de la Palestina histórica y ha facilitado la inmigración y nacionalización masiva de personas judías mientras expulsaba a la población autóctona palestina. Además, Israel niega el derecho de retorno, reconocido en la Resolución 194 de la Asamblea General de Naciones Unidas, a más de 7 millones de refugiados palestinos y palestinas.

Debido a la situación jurídica de Israel, resulta muy difícil para los palestinos conseguir justicia en los tribunales de ese país, aún en el caso de que consigan los recursos para llevar sus casos ante ellos. Israel no es sólo el país del planeta que más resoluciones de la ONU incumple de forma sistemática, sino que contraviene también tratados internacionales y acuerdos como la Convención de Ginebra, todo lo que se ha llamado Derecho Internacional. El actual régimen jurídico israelí, en su legislación y su jurisprudencia, mantiene e institucionaliza la ocupación ilegal, así como la exclusión de los palestinos del interior, perpetúa la indefensión de los palestinos de los campos de refugiados negándoles el derecho de retorno y legaliza la tortura y el bombardeo indiscriminado de civiles a cambio de “obtener una ventaja militar adecuada”. El actual comportamiento del estado de Israel socava cualquier aspiración de justicia universal y convierte a la Corte Penal Internacional en una farsa que sirve sólo para juzgar a “perdedores”.

A pesar de la ley limitadora de la jurisdicción universal, en el caso de España existe el marco legal creado por el preámbulo y los artículos 10 y 96 de la Constitución, en los que se establece la obligación de España de cumplir con los tratados internacionales firmados y de aplicar las normas del Derecho Internacional. Por lo tanto, España sigue teniendo la obligación de llevar a Israel a los tribunales.
Ante esta situación, en la que los poderes nacionales y supranacionales actúan de facto como cómplices del estado de Israel, creemos que debemos ser las personas de a pie quienes trabajemos para lograr una paz justa, (lo cual no significa adoptar una postura equidistante y pensar que ambas partes son igualmente responsables)…


Proximamente, acto informativo en el Centro Social Trilce