Mujeres kurdas en guerra contra el ISIS

Cineforum: 12 febrero, 17:00 h. La resistencia contra el avance de la Guerra Santa en Oriente Medio tiene cara de mujer

Desde hace un tiempo, más de diez mil mujeres fueron abandonando su familia, sus casas, sus vidas particulares, para sumarse al ejército kurdo y combatir a la agrupación terrorista Estado Islámico (EI). Representan el 40% de la milicia; se trata diez mil madres, hermanas e hijas que dejaron todo para integrar la primera línea de fuego, luchar por su vida y evitar las vejaciones a las que las somete la agrupación terrorista.

 
Este ejército femenino expulsó recientemente al ISIS de la ciudad de Kobani, en la frontera turco-siria. La zona es un símbolo de la resistencia kurda.  Allí, las mujeres representan el 40% de las YPG (Unidades de Protección del Pueblo). Los combates se extendieron cuatro meses y esta derrota es considerada por los analistas como la más importante que sufrió EI.  “La mayor parte de nosotras proviene de familias pobres. ¿Qué futuro nos espera? Solo sufrimos abusos, muerte y destrucción por parte de los yihadistas. Sabemos lo que es tener necesidades y eso nos motiva a luchar por nuestro futuro, por nuestra libertad”, sostienen.  La responsable de dirigir las tropas femeninas que obtuvieron la victoria es Mayssa Abdo, conocida en el campo de batalla como la comandante Narin Afrin. Abdo tiene 40 años. Quienes la conocen señalan que es una mujer “hermosa, culta, inteligente y tranquila” y que “se preocupa por la fuerza mental de los combatientes y se interesa por sus problemas”.


Centro Social Trilce, transformando la sociedad desde la información
12 febrero, 17:00 h, en el Centro Social Trilce
Modera: Myriam Nemirovsky